rss

¿...y qué meto en la mochila?

La mochila que debes usar debe ser una mochila espaciosa, con bastantes bolsillos, para guardar documentos, comida, monedas distintas, cámaras... y que además tenga una capacidad que te permita meter la ropa suficiente para el viaje.

Sin embargo, piensa que vas a cargar una buena parte del interrail con ella, al menos durante el trayectro y desde la estación al sitio donde vayas a dormir. Además, es posible que pares en algunas ciudades, y las veas sobre la marcha con la mochila a cuestas.

Por tanto, no tienes que coger un macuto enorme, ni cargarlo de ropa, ya que el peso de éste es crucial, ya no sólo por el cansancio, si no porque puedes hacerte daño de verdad. En algún sitio lei que no debías cargar una mochila que pesase más del 10% de tu peso para no dañar la espalda. Luego hay algunos trucos para liberar de peso la mochila

Es muy útil llevar al menos una mochila pequeña, de las que llevábamos al colegio, para cuando estás visitando una ciudad y has dejado las cosas en el albergue. En esa mochila puedes llevar agua, a veces la comida, alguna cámara, algo de ropa... a veces la tendrás que dejar en la consigna de algún museo, donde no puedes pasar con ella pero normalmente son gratuitas (ya pagas la entrada). Yo llevaba una mochila de 90 litros a tres cuartos de carga, que llevaba una mochila más pequeña incorporada con una cremallera, así que mataba dos pájaros de un tiro. Además me costó bastante barata.

Por lo demás, es bastante útil tener al menos un par de departamentos grandes, para ir acumulando la ropa sucia, o meter latas de comida. Además, los correajes te deben permitir atar sin problemas y sin que sobresalga mucho el saco. No es imprescindible el saco, pero si vas a hacer el interrail fundamentalmente de albergue, durmiendo en el tren, o donde puedas, es más que recomendable. En camping es imprescindible. En todos los albergues tienes la opción de pillar sábanas alquiladas. Si vas a varios te saldrá igual de precio que comprarte un saco, y ya lo tendrás para la próxima.

No debes olvidar meter en la mochila algún medicamento de los habituales que se llevan en los viajes, tiritas son fundamentales sobre todo si no sueles andar mucho normalmente, alcohol... En estos viajes donde se come un poco de todo, y se bebe lo mismo, es fácil pillar alguna cosa extraña. Una diarrea en mitad del viaje te puede joder el interrail de modo que unas pastillitas también están bien. Tampoco hay que llevar la farmacia. Si te pasa algo raro, estamos en Europa y normalmente hay de todo.

Documentos, debes tener el pasaporte fuera de la UE, y el DNI dentro. PUNTO. Cuantos más documentos lleves, más fácil es que se te pierdan. Aquí hay muchos artilugios raros que se pueden usar para llevar los papeles y evitar que te los roben. No es necesario tener muchas paranoias con esto, aunque si vigilarlos bien, porque estás cruzando fronteras constantemente y te piden identificarte cuando menos te lo esperas. No es plan de perderlos o que te los roben. Tienes que tener además, un formulario rellenado y sellado que se recoge en la seguridad social para ser atendido en los países de los alrededores. Este formulario ha sido sustituido por la tarjeta sanitaria, que es imprescindible para tener cobertura sanitaria en Europa. Y también debes llevar el billete del interrail, claro ;)

Algún consejillo para EVITAR SOBRECARGAR la mochila

Podemos repartir peso. Si vas en grupo, las cosas que pueden ser comunes (geles, champús, pastas de dientes...) puede llevarlo uno nada más. También es importante ser conscientes de que no necesitas ropa para cada día. Cuando esté muy sucia, te puedes ir a una lavandería (muchos albergues tienen una en sus instalaciones) y a un módico precio, dejar toda la ropa con buen olor.

La comida es importante llevar desde casa una cantidad que nos dure algún tiempo, tanto mayor cuanto menor sea el presupuesto. Pero la comida ocupa mucho, pesa y es difícil de llevar. Procura elegir embutido, galletas y latas pequeñas, que algún complemento se encuentra en el camino (los albergues también suelen tener a veces una tiendecilla, y en su defecto, un local al lado donde poder comprar pan y alguna otra cosa. El alcohol es muy caro fuera, pero llevar más de un par de nuestro querido segoviano puede ser excesivo ;) El tabaco es CARÍSIMO. Si no te puedes aguantar, llevate una buena provisión, porque si no el presupuesto se puede resentir seriamente. Si a pesar de todo esto la mochila te pesa más del 10% del peso que mencionábamos antes, es que te has pasado, con la ropa, o con la comida. Vete a dar una vuelta con el macuto (media hora) y a la vuelta ya verás como empiezas a sacar cosas.

Una mención aparte merece el tema de la tienda. Si tu intención es ir de camping, debes llevar una. El problema de la tienda es que pesa un huevo... y mitad del otro. Aunque el peso se puede compartir con otro del grupo que también vaya a dormir en la tienda, cada rato debe cargarla uno, y es muuuy cansado. Es un auténtico coñazo. Así que antes de irte de camping con interrail, piénsalo bien.

Ahora es mucho más habitual gracias a los vuelos económicos empezar el interrail en el aeropuerto. En algunos casos te ponen mala cara al facturar una mochila con tirantes, y no es de recibo, porque la posibilidad de engancharla en algún punto por el camino es muy grande y el riesgo de iniciar un interrail sólo con lo puesto es enorme. Hoy día es habitual que las mochilas lleven una falsa funda para ocultar las tiras de las espalda. Evita llevar colgando el saco o una esterilla, por el mismo motivo.

Ten presente, además, que varias de las compañías económicas NO facturan equipajes y sólo permiten un tamaño de equipaje al meterlo en el avión. Las que facturan, además, tienen un límite de peso más restrictivo que las compañías habituales. Asegúrate de que podrás facturar tu mochila si vas a coger un avión

4.5
Tu voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votos)
icono muchacho