rss

Albergues

Los albergues son la forma más tradicional de alojarse y dormir durante un interrail, por su precio, su disponibilidad y su propia filosofía coincidente con el propio billete.

La traducción de youth hostels, que es como los albergues son conocidos internacionalmente, puede llevar a engaño. En castellano, la acepción más habitual para "albergue" es un establecimiento benéfico donde se aloja provisionalmente a personas necesitadas (R.A.E.) o refugios de montaña. Los albergues internacionales, y especialmente los europeos, son establecimientos hoteleros. Hay distintos tipos de albergues del mismo modo que hay distintos tipos de hoteles, aunque en el caso de los albergues no hay una clasificación como las estrellas de los hoteles que pueda ser aplicado de forma genérica.

Las ventajas de los albergues. ¿Por qué alojarse en uno?

Hay muchos tipos de albergues, como ya decimos, especialmente porque bajo el nombre albergues estamos englobando distintos tipos de establecimiento, como hostales, pensiones o los populares Bed&Breakfast británicos, que empiezan a extenderse también por el continente. La principal ventaja, que además es obvia, es el precio. Los albergues son mucho más baratos que cualquier otro tipo de alojamiento, con la excepción quizás de los campings, que les andan cerca. Sin embargo, el precio no es la única ventaja. Otra ventaja muy importante es la situación. Simplemente piensa en los hostales de tu ciudad, y te podrás dar cuenta de que suelen estar en el centro. Cuando estamos diseñando un interrail la situación del alojamiento es fundamental porque no disponemos de medio de transporte privado ni nadie nos va a recibir a la estación, de modo que dependemos del transporte público, de sus horarios, que en ciudades de tamaño medio europeas no es especialmente amplio, y de su propia extensión. Además, piensa en todo esto con una mochila o una maleta a cuestas. De manera que la situación del albergues será clave, y desaconsejamos un albergue retirado de las zonas que queramos visitar, o de la propia estación central de trenes.

Muchos albergues disponen asimismo de cocina y comedor donde poder tomar algo. Lo habitual es que el desayuno esté incluido (y también es normal que no sea especialmente extenso), y que puedas usar el menaje, las sartenes, cazos y demás libremente, con la única obligación de dejarlo como lo encontraste (es decir, hay que fregar). Además, suele haber aceite, sal y lo necesario para prepararte la comida, salvo la comida, que evidentemente la tienes que poner tú. Los albergues más grandes pueden contar con otros servicios, como alquiler de bicicletas, lavandería y algunas otras cosas, que aunque son interesantes, es verdad que las puedes encontrar sin mucho buscar en el mismo barrio donde te alojes.

Otra ventaja, quizás menor para mucha gente, pero no tanto por ejemplo si viajas sólo, es que los albergues suelen tener buen ambiente. La presencia de cocinas o habitaciones compartidas, y el tipo de viajero que lo frecuenta, que normalmente es gente joven o con experiencia de viaje, hace que sea muy abierta al diálogo y al intercambio de experiencias, siendo frecuente (y realmente deseable) conocer a un montón de gente.

El precio en los albergues y los tipos de habitación

Los albergues tienen un buen precio por varios motivos. El principal es que las habitaciones son grandes y suelen estar llenas. Esto es así porque las habitaciones no siempre son privadas. Es decir, si reservas dos plazas en una habitación de seis, las otras cuatro plazas estarán cubiertas por otras personas en tu misma situación. En nuestro buscador, las habitaciones compartidas se denominan en función del número de camas y, si vais chicos y chicas, intentad aseguraros de que la habitación es mixta, porque al ser compartida en muchos sitios no es así, y en caso contrario os separarían. Por supuesto, si sois un grupo de seis personas, y reserváis una habitación de seis, la habitación será entera para vosotros. En nuestro buscador

Cada vez más, la mayoría de los albergues ofrecen distintos tipos de habitación, desde simples y dobles. Si no quieres compartir habitación, asegúrate de elegir en el buscador un albergue con habitaciones privadas, por ejemplo, si viajas en pareja y queréis una cierta intimidad.

Otra de las características de los albergues es el baño, que puede estar en la habitación (sea esta compartida o no) o puede haber un gran baño por planta. En el buscador también puedes ver si la habitación tiene baño o por el contrario los baños son compartidos.

He oído hablar de un carnet de alberguista

Se dicen muchas cosas de los albergues. Una de las más extendidas es que es necesario un carnet especial, de alberguista, para poder alojarse en ellos. Esto es una verdad a medias. Existe una red de albergues, que reúne un puñado de establecimientos en las principales ciudades del mundo, asociados bajo las siglas IYHA, que durante años han sido los únicos con la organización suficiente como para ofrecer reservas internacionalmente. Sin embargo, con la aparición de internet, ahora hay miles de hostales y albergues que se ofrecen, por lo que se puede recurrir a muchos más y sensiblemente más baratos. Los albergues de IH tienen supuestamente un estándar de calidad, aunque la realidad es que hay albergues muy buenos y otros no tanto, los menos bien situados y la mayoría en las afueras, lo que para un viaje como interrail puede ser un problema. No desanimamos a nadie de usar los albergues de la IH, de hecho en nuestro buscador hay unos cuantos (y que al ser reservados por ahí no necesitan carnet) y hay algunos que son fabulosos y hervideros de viajeros. Simplemente queremos indicar que ahora hay muchas otras opciones que hace una década no existían. Puedes explorar el buscador de albergues de la página para encontrar el albergue que quieras, hay más de diez mil en Europa, y entre ellos, los de IH que, por cierto, muchos tienen mejor precio reservando desde aquí

3.5
Tu voto: Ninguno Average: 3.5 (2 votos)
icono muchacho